Estados Unidos pide más esfuerzos para frenar migración ilegal

Comparte con tus amigos...

POR WILIAM A. HERNÁNDEZ / AGENCIAS

El tema de migración ilegal acaparó la temática del primer día de la reunión de la Conferencia de la Prosperidad y la Seguridad en Centroamérica entre el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y los gobiernos del Triángulo Norte.

Estados Unidos expresó a El Salvador, Guatemala y Honduras que incrementará su ayuda en el combate a la inmigración ilegal y en la generación de crecimiento económico de los tres países para que aumenten sus propios esfuerzos para detener la migración ilegal a ese país.

“Si ustedes hacen más, estoy aquí para decirles a nombre del presidente de Estados Unidos y del pueblo estadounidense que haremos más, dijo el vicepresidente Pence a los presidentes de Guatemala, Jimmy Morales y Honduras, Juan Orlando Hernández, así como al vicepresidente salvadoreño Óscar Ortiz, quien llegó a la reunión en sustitución del presidente Salvador Sánchez Cerén (quien viajó a Roma para la santificación de monseñor Óscar Arnulfo Romero), durante el primer día de la Segunda Conferencia sobre Prosperidad y Seguridad en Centroamérica.

Pence agradeció a los gobiernos por haber logrado un progreso parcial hasta el momento, pero advirtió que la cantidad de migrantes ilegales de esos tres países arrestados al llegar sin autorización a la frontera sur estadounidense suman 225,000, y representan más de la mitad del total de arrestos.

El vicepresidente Pence señaló que si bien el flujo de inmigración ilegal desde El Salvador ha descendido, la cantidad de personas provenientes de Honduras ha subido 61 % y de Guatemala 75 %.

Migración de salvadoreños ha bajado
Durante su intervención el vicepresidente Óscar Ortiz destacó que el Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte es beneficioso y representa una gran oportunidad para la región.

“Esta alianza es beneficiosa y significa una enorme oportunidad para seguir avanzando bajo una misma visión compartida alrededor de los grandes desafíos que tenemos en materia de seguridad, dinamización del sector productivo, mejora de las oportunidades de empleo y del clima de inversión en la región”, dijo al intervenir.

Ortiz añadió que el país ha logrado disminuir en un 60 % la migración irregular, gracias al trabajo sostenido y organizado con los demás países que forman el Triángulo Norte.

“Si nuestros países son estables y prósperos generando más oportunidades se tendrá una disminución estructural y sostenida de la migración irregular a otros países”, dijo.

El vicepresidente salvadoreño detalló una serie de logros que, según él, han influido en la baja de la migración ilegal, como los avances que han tenido en materia de seguridad y lucha contra las pandillas.

Eso, dijo, ha incidido en un baja en los homicidios en El Salvador y se ha logrado una disminución del 33 %, respecto al año anterior, y un 58 % en los últimos dos años.

“El Salvador se ha comprometido con esta alianza y ha tomado acciones responsables en el campo de la seguridad”, reiteró Ortiz al pleno de la reunión.

Añadió que desde 2015 a la fecha han venido trabajando fuertemente y se ha combatido con éxito el narcotráfico. Se han realizado importantes incautaciones de droga que suman aproximadamente más de 850 millones de dólares.

Honduras reclama por niños migrantes detenidos
El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, al hablar sobre los niños migrantes detenidos en la frontera de Estados Unidos, dijo que actualmente hay 119 menores que continúan alejados de sus familias debido a la política de “tolerancia cero” aplicada desde abril por el Gobierno de EE. UU. que provocó la separación de sus padres de más de 2,500 menores por tratar de cruzar irregularmente la frontera con México.

“Imagínense ustedes si un niño de su país estuviese en esta situación, entonces ustedes comprenderían el rechazo en mi país, la enorme presión que tenemos”, dijo Hernández. “La reunificación familiar sigue siendo una tarea pendiente. No puedo regresar a Honduras sin una respuesta”, lanzó al pleno el presidente hondureño.

Desde que la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte se lanzó en 2014, Washington ha comprometido 2,600 millones de dólares en cooperación entre 2015 y 2018, mientras que los países de la región han comprometido de manera conjunta un aporte de 8,600 millones de dólares.