Vicepresidente Mike Pence reclama a El Salvador por apertura de relaciones con China

Comparte con tus amigos...

Las repercusiones del rompimiento de relaciones diplomáticas entre El Salvador y Taiwán, y la apertura con China Popular siguen provocando descontento del principal socio del país, Estados Unidos, solo que esta vez fueron expresadas al más alto nivel: por medio de la Vicepresidencia.

El vicepresidente Mike Pence hizo un llamado de atención a los países del Triángulo Norte, aunque realmente el llamado era para El Salvador y el vicepresidente Óscar Ortiz, quien en representación de Salvador Sánchez Cerén acudió al encuentro en Washington para evaluar los resultados de la Alianza por la Prosperidad.

El Gobierno de El Salvador ha sido cuestionado por Estados Unidos desde que decidió de manera “poco transparente” romper relaciones con Taiwán y abrir de inmediato con China Popular, con quienes tiene fuertes vínculos ideológicos.

Pence aseguró que “EE. UU. nunca ha estado más comprometido con fortalecer las relaciones con nuestros socios del Triángulo Norte para ayudarlos a atajar los problemas del vecindario”.

El vicemandatario estadounidense expresó a los tres países que lo más conveniente es fortalecer los vínculos con Estados Unidos, esto debido a que China Popular mantiene una fuerte estrategia de expansión en el área centroamericana y el Caribe.



En el mismo sentido se expresó la embajadora de Estados Unidos en El Salvador, quien también se encuentra en Washington, al señalar que la mejor manera de que crezca la economía y desarrollo de los tres países del Triángulo Norte es fortalecer la relación entre estas naciones y su país.

“En las palabras del vicepresidente Pence, él esta diciendo que la mejor manera de crecer la economía de los tres países es fortalecer las relaciones de Estados Unidos con los tres países”, afirmó Manes.

La diplomática enfatizó que su país sigue siendo un “socio confiable para la región” algo que ha expresado en más de una ocasión al gobierno salvadoreño, al que ha pedido ser un socio confiable y actuar con transparencia, a raíz de las últimas decisiones diplomáticas sobre Taiwán.

El vicepresidente de El Salvador, Óscar Ortiz, defendió la decisión de su Gobierno de romper relaciones con Taiwán a cambio de relaciones diplomáticas y comerciales con China, lo que derivó en una serie de cuestionamientos por lo poco transparente que se hizo la decisión.

Incluso, el mismo candidato presidencial del FMLN, el excanciller de la República Hugo Martínez, hace varias semanas cuestionó la forma en que el gobierno de Sánchez Cerén rompió relaciones de más de 80 años con Taiwán.

“Hemos reabierto relaciones con la China Popular y esto no representa una amenaza para la excelente relación (de El Salvador) con EE. UU.”, enfatizó Ortiz durante el encuentro en Washington.