¿Quién es el creador de “La Casa de las Flores”?

Comparte con tus amigos...

Manolo Caro ha ganado reconocimiento con esta serie que trabajó en conjunto con Netflix. Pero detrás de esto hay años de experiencia en el mundo del cine, el teatro y la pantalla chica.

En la mente del mexicano Manolo Caro habitan decenas, quizá cientos, de personajes e historias que gritan por salir y que el mundo los conozca.

Aunque lleva más de 10 años estudiando y produciendo en la industria cinematográfica, la serie “La casa de las flores”, que se puede ver únicamente en la plataforma de Netflix, ha dado a conocer su trabajo en toda Latinoamérica y Estados Unidos.
La producción toca con un lenguaje cómico y natural temas poco expuestos en la televisión abierta como la bisexualidad, la transexualidad y el consumo de drogas, entre otros.

“Creo que no hay una fórmula para tener éxito, hay que ser honesto, no hay que tener miedo a lo que queremos contar. Hay que darnos cuenta de que estos son temas actuales a los que no podemos cegarnos. La intensión con ‘La casa de las flores’ era hablar de la familia, del amor a ella y hacia nosotros mismos”, dijo Caro, quien es guionista y director, en una entrevista para Forbes.

“No me siento ofendido cuando dicen que esta serie es una telenovela, creo que es una reinvención”, agregó.

Manolo Caro creció en Guadalajara, estudiaba arquitectura en Monterrey cuando comenzó a trabajar en una agencia de publicidad como creativo. Ahí comenzó a interesarse por crear cortometrajes. Después se formó como director y guionista de cine en España.
Parte del éxito de “La casa de las flores” también ha sido la selección del elenco, que mezcla nombres ya reconocidos como Cecilia Suárez (Paulina de la Mora) y Aislinn Derbez (Elena de la Mora) y otros que comienzan su carrera como Darío Yazbek Bernal (Julián de la Mora).



Además, fue el gran regreso a la actuación de Verónica Castro (Virginia de la Mora).

“Me costó trabajo saber exactamente lo que él (Manolo) quería porque me estaba ofreciendo hacer una mamá muy sufrida que hacía cosas que yo no hago, como fumar marihuana frente a la cámara”, contó Verónica Castro en una entrevista con Adela Micha.
Según su creador, esta producción tiene todos los valores de una serie; la estética, la fotografía, el diseño de arte, el número de capítulos, los personajes y las tramas. Sin embargo, la considera un melodrama.

“Yo siempre he hecho melodramas, algunos contados en formatos de películas. Hay mucha gente que ha tratado de ofenderme en redes sociales diciéndome que ‘La casa’ es una novela, pero ojalá y llegáramos a ser algo tan icónico como fueron ellas en los años 80. No me ofenden con eso, ya estaba preparado”, afirmó Caro.

“Yo siempre le dije que no a la televisión tradicional porque cuando teníamos juntas nunca nos podíamos poner de acuerdo en nada, ni en las tramas, ni en los actores, ni los personajes (…) A Netflix le interesa trabajar con directores mexicanos porque los números no mienten”, relató.