Hallan horcas en centro de detención de inmigrantes en California

Comparte con tus amigos...

Inspectores federales hallaron horcas hechas con sábanas colgadas de celdas en un centro de detención de inmigrantes en el sur de California.

La Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional emitió un reporte sumamente crí­tico tras visitar la instalación privada en la ciudad de Adelanto en mayo, informó el martes el diario Los Angeles Times.

El reporte dice que los inspectores encontraron las horcas en 15 de 20 celdas y que los guardias les dijeron que quitarlas no era una prioridad.

Algunos detenidos dijeron que usaron las sábanas trenzadas como cuerdas para colgar ropa o las colgaban del techo abiertas para tener algo de privacidad. Un detenido les dijo a los inspectores que habí­a visto a detenidos usando las sábanas para intentos de suicidio y que “los guardias se rí­en de ellos y los llaman ‘suicidas fallidos’ cuando regresan de la enfermerí­a”.

La instalación operada por el GEO Group tiene capacidad para unos 1,940 detenidos.

Pablo Paez, portavoz de GEO, refirió las preguntas sobre el reporte al Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE). Lori Haley, vocera de ICE, dijo que la agencia se toma seriamente las conclusiones del reporte y que realizará una revisión inmediata del centro de detenciones.

“ICE reconoce que esto puede presentar una peligrosa vulnerabilidad de seguridad e intensificará sus gestiones para resolver el asunto”, dijo.

Los inmigrantes se han quejado desde hace tiempo de las condiciones en el centro de detención, que está en una remota comunidad del desierto unos 113 kilómetros al nordeste de Los Ángeles.

Hubo al menos siete suicidios en la instalación entre diciembre del 2016 y octubre del 2017 y en marzo del 2017 un hombre de 32 años se ahorcó, dice el reporte.



El centro alberga detenidos en espera de deportación. Entre esos detenidos están solicitantes de asilo que llegaron recientemente al paí­s en busca de protección humanitaria e inmigrantes transferidos allí­ tras cumplir sentencias por convicciones penales.

El reporte dijo además que los detenidos reportaron tener que esperar meses para ver a un médico y que fueron colocados en listas de espera de meses o años para ver al dentista, lo que resultó en algunos casos en pérdida de dientes y extracciones innecesarias.

Un dentista en el centro les dijo a los inspectores que no tení­a tiempo para completar limpiezas dentales ni empastes y les sugirió a los detenidos usar hilo de sus calcetines como hilo dental.

Defensores de los derechos de los inmigrantes, incluyendo la Unión Americana de Libertades Civiles del Sur de California, se han quejado desde hace años de la calidad de la atención medica en el centro.